La mitad de la mezcla de energía de Shell será limpia