Nissan afirma que su plan de reconversión post-Ghosn va bien