Los traders de Brasil y Chile piden subidas de tipos más atrevidas y rápidas