La tasa de desempleo en Estados Unidos experimentó un descenso