Un esquema Piramidal de 1.700 millones de dólares defraudó a 17.000 inversores